Un millón de LEGOS, una infinidad de recuerdos y 43 rostros… “Restablecer Memorias” de Ai Weiwei, hasta el 6 de octubre en el MUAC

Enfoque Noticias
Agencia
  • La exposición “Restablecer Memorias”, del artista chino Ai Weiwei, tiene como eje conductor la violencia gubernamental que existe en México y China. La muestra se encuentra en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC), de la Universidad Autónoma de México; consta de dos partes, donde cada una cuenta un fragmento de la historia de cada país.

    El salón ancestral de la familia Wang (2015) y Retratos de LEGO, son los dos proyectos que ambientan el salón. Al entrar, lo primero que ve el visitante, es una estructura de madera con ornamentación floral típica de Asia; la cual, tiene 400 años de antigüedad y perteneció a la familia Wang durante la dinastía Ming.

    Del otro lado de la habitación, se encuentra el segundo proyecto, el cual representa en imágenes los rostros de los 43 estudiantes desaparecidos, dos que fueron asesinados y uno herido de gravedad hasta el coma, el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, al sur de Guerrero; cuando policías municipales los entregaron al cártel Guerreros Unidos, según la versión oficial.

    Esta obra tiene un toque especial y particular; es que dichas imágenes están construidas por 1 millón de piezas de LEGO gracias al trabajo de estudiantes de la universidad mexicana. Ai Weiwei, utilizó este tipo de piezas de construcción para niños, ya que, las imágenes originales no se veían bien; además, al artista le gustó “la sensación del píxel” que consiguió el resto de las veces que usó esta técnica.

    Además de las imágenes hechas con LEGO, a la exposición la acompaña una cronología de los hechos, marca un antes y un después de la desaparición. También, cuenta con entrevistas realizadas a familiares y amigos de los estudiantes desaparecidos; esta parte de la exposición hace que el visitante sienta una proximidad con el tema, se sensibilice con las familias y por supuesto, genere su propia opinión sobre el caso.

    Ai Weiwei, es uno de los artistas chinos que más incomoda a su país, tanto, que en 2011 fue detenido por las autoridades de China; todo lo que tenga que ver con él en internet, es eliminado. El artista señaló que siempre había tenido interés en México, pero “poco conocimiento” sobre el país latinoamericano.

    El artista chino, tomó la decisión de crear la exposición y comenzar la investigación cuando llegó a México y acudió al Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, donde conoció a padres de algunos de los estudiantes desaparecidos.

    La exposición se encontrará hasta el 6 de octubre en el MUAC, para después ser trasladada al Marco Monterrey Exposiciones, del 28 de noviembre de este año  a marzo del 2020.

Categoria: