Mon Laferte y Beto Cuevas se solidarizaron con las protestas en Chile

Enfoque Noticias
NTMX
  • México.- Los cantantes chilenos Mon Laferte y Beto Cuevas se solidarizaron con las protestas masivas en contra de las políticas sociales implementadas por el gobierno que preside Sebastián Piñera, que lastiman a la mayoría de la población.

    Cada uno a su manera se ha manifestado: Mon Laferte, por ejemplo, participó en la interpretación de El derecho de vivir en paz de Víctor Jara, canción que se ha convertido en un himno en estas manifestaciones. 

    En dicho tema también intervinieron Roberto Márquez, Joe Vasconcellos, Pollo González, Francisca Valenzuela, Princesa Alba, Gianluca y Tommy Boysen.

    Mon Laferte llevó su protesta hasta la alfombra roja de los Latin Grammy, y en entrevista, la cantante aseguró que no pensó mucho en las consecuencias de mostrar su pecho desnudo con la leyenda: "En Chile, torturan, violan y matan".

    Contó que “antes de los Latin Grammy, estaba en Chile. Cuando llegué a la ceremonia, me sentía muy incómoda, después de las manifestaciones, la represión, llegar a Las Vegas fue muy contrastante. Decidí que tenía que hacer algo.

    “Fue una protesta pacífica, en donde sólo estaba poniendo mi integridad física en riesgo por lo que significa ante la sociedad ver el pecho desnudo de una mujer, que no sea en un contexto sexual o comercial”, dijo, "pero finalmente era el mensaje que yo quería dar, que se supiera en el mundo lo que estaba pasando en Chile".

    Por su parte, el cantante Beto Cuevas, quien participa en el musical Jesucristo Superestrella, dijo que lo que pasa en su país natal es consecuencia de años de desigualdad. “Chile es un país muy próspero económicamente, pero, que sólo ha beneficiado a las clases altas”.

    El exintegrante del grupo La Ley refirió que “llegó un momento en que el pueblo chileno, hoy día tiene que endeudarse, esclavizarse para poder comer. Este movimiento civil es un llamado a un cambio pronto. Lo que se pide en las protestas es lo justo”.

    Sin embargo, en lo que no está de acuerdo, y ha recibido críticas por decirlo, es en la violencia. “Porque la violencia genera más violencia y no lleva a nada positivo. Lo que más me inspiró fue ver a ese millón y medio de personas, de todas tendencias políticas en el centro de Chile, unidos en una causa común”.

Categoria: